Martes 4 de octubre de 2022

Noticias / diciembre 13, 2020 / Tiempo de lectura 5 minutos

La forma de llamar a lo hecho con los fondos de emergencia en Intipucá es: corrupción

Escrito por : Joaquín W. Chávez
publicado hace 1 año

Hace exactamente un mes el Ministerio de Hacienda realizaba la transferencia de $75 millones a las 262 municipalidades del país, fondos provenientes de un préstamo con el BID. De esta totalidad, correspondió a Intipucá la cantidad de $220,624.34 para atender la emergencia suscitada por las tormentas y el Covid-19.

Esta suma ya fue prácticamente liquidada por la municipalidad, el gasto visible realizado es el de las canastas de víveres entregados, en ese proyecto social la municipalidad gastó más de $35 mil. Una cantidad que no deja de generar sospechas en razón que municipios con el doble de población, como el vecino Chirilagua, gastaron apenas $20 mil dólares. El agravante es que se gastó mucho más que en la primera entrega de víveres de mayo, cuando fueron $24 mil; sin embargo, en esta oportunidad no se cubrió a una buena cantidad de familias a pesar de que se gastaron $11 mil dólares adicionales.

Otro de los gastos más notables que se hicieron con los fondos de emergencia es el pago de $52,927.64 de reparación de caminos vecinales. Este pago se hizo en dos facturaciones, una por la suma de $49,452.89, bajo el concepto de rehabilitación de caminos por tormentas tropicales. La otra factura fue por un monto de $3.474.75 y el pago fue por el supuesto servicio de 56 horas de alquiler de retroexcavadora para remover escombros en Playa El Esterón.

Los intipuqueños hemos sido testigos que en agosto, septiembre, octubre o noviembre no ha existido mantenimiento de calles vecinales en nuestro municipio, con la excepción de diciembre donde la máquina municipal ha trabajado algunas horas; sin embargo esto ya se ha convertido en una de las tantas formas usadas por el edil Leonzo Gallo para el uso de recursos municipales en situaciones poco claras. Ya en otra publicación este portal dio a conocer como se facturaron más de $7 mil por una reparación de calle a El Icacal que nunca se dio.

A decir verdad, esta modalidad es una de las predilectas en las municipalidades para tapar la corrupción, la razón es simple, en un proyecto de conformación y balastado no hacen las horas máquinas ni la cantidad de balasto consignada en la carpeta técnica; cuando la Corte de Cuentas llega un año y medio después a supervisar los proyectos, la administración municipal justifica fácilmente en que la calle se deterioró con el invierno.

Los proyectos de mantenimiento de camino vecinales, han sido de los predilectos del Edil Leonzo Gallo, en este rubro se han invertido más de $650 mil en estos 30 meses de la actual administración. Todo ese dinero fue invertido sin que representara una verdadera mejoría en los accesos a las comunidades. Ejemplos emblemáticos han sido los $50 mil del balastado en El Chichipate.

Otro de los gastos recurrentes particularmente durante este año pre electoral es el pago de trabajadores eventuales, del desembolso de la emergencia recibido el mes o pasado, la  alcaldía pagó la cantidad de $8,404.00; este dinero fue pagado a 17 personas.  De estos eventuales, casualmente 14 son activistas del Partido de Concertación Nacional.

Lo que era sospecha, entra a confirmarse: la mayoría de activistas políticos que andan visitando a los intipuqueños para convencer a los ciudadanos que el actual edil merece la reelección, son pagados desvergonzadamente de los fondos de emergencia.

Otra de las formas predilectas de la actual administración de Intipucá para hacer pagos por servicios sin evidencia de su existencia es la de transporte y reparación de vehículos municipales. Incluso desde este portal informamos como a través de interpósitas personas, el edil Leonzo Gallo cobraba los viajes de sus buses. En esta ocasión, con los fondos de atención a la emergencia pagaron la cantidad de $720 por la realización de viajes por supuestamente estar inhabilitado el transporte público. Esto es una mentira nada sutil, ya que el transporte público de pasajeros se habilitó en agosto.

A eso hay que sumarle la cantidad de $4,762.24 que pagó la administración en reparación de carros municipalds. En lo que va del año 2020 se han cancelado más de $19 mil en reparación de Vehículo municipales. Sin embargo, una fuente que habló bajo condición de resguardar su nombre reveló que los Vehículo particulares del alcalde, sus buses, vehículos de algunos concejales de la fracción PCN y de empleados se les da mantenimiento en un taller y la cuenta se traslada a la municipalidad.

Sin duda la corrupción no es un problema nuevo, sin embargo los actos de corrupción que evidenciamos hoy son mucho más complejos y realizados sin el mínimo pudor por quien lo comete. Quien considera que será suficiente un par de juramentos ante Dios y algunas fotos en la iglesia para que la ciudadanía crea sus peroratas.

Tener este índice de corrupción en medio de una pandemia, debería ser considerado como un crimen que viola derechos humanos y por lo tanto merece un castigo de las mismas proporciones del daño que genera. Varios de los casos de corrupción que ha conocido Intipucá en medio de esta pandemia entran dentro de esta descripción. Ni las citas y requerimientos de información por parte de las autoridades fiscales hacen detenerse y reflexionar a la actual administración.


Si te ha gustado comparte
   Compartir   

Temas de interes



Relacionados

IntipucaCity

Portal oficial de los Intipuqueños en el mundo con información veraz, oportuna y objetiva

Copyright © 2001-2021 intipucacity.com. All Rights Reserved.